BUSCADOR

Cargando...

lunes, 8 de noviembre de 2010

Dos nuevas vacunas contra el cáncer

lunes, 8 de noviembre de 2010

De acuerdo al diario Publico.es, las investigaciones alrededor de los tratamientos para el cáncer, ha venido avanzando en los últimos meses, algunas de las razones de estos avances las soportan dos estudios presentados en el Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), los cuales aseguran que han demostrado la eficacia de dos vacunas para mejorar el pronostico de dos tipos de tumores (Linfoma de Hodgkin y melanoma).

Al parecer se trata de un tipo de vacunas que difieren de las tradicionales, en la medida en que no buscan prevenir la enfermedad pero si influyen en el desarrollo y aumentan la esperanza de vida de los enfermos. Este tipo de vacunas es denominado terapéuticas, en la medida en que pretenden alargar la perspectiva de vida.

A pesar de que ambas vacunas se administrarían en combinación con un método tradicional, la quimioterapia, la eficacia se ha demostrado a tal punto, que para disminuir la toxicidad de los tratamientos, sugieren disminuir la dosis de los fármacos tradicionales, y aumentar la de las vacunas, tal como lo afirmo el oncólogo del Cancer Center Patrick Hwu, quien afirma que la vacuna del melanoma está hecha de una proteína presente en el propio tumor y estimula la producción de las células T, un tipo de glóbulos blancos que se multiplica y busca a la proteína gp100 para intentar destruirla y, con ella, a las células malignas. 

Por otra parte, en el portal NoticiasMexico.Info, refieren otro estudio realizado en  la Universidad de Cambridge, publicado en la revista Science, el cual descubrió que las células del estroma (tipo de célula del tejido conectivo detectada en muchos tipos de cáncer) desempeñan un papel trascendental al suprimir la respuesta inmune en los tumores cancerosos, siendo el tipo de célula encargado de proteger a las células cancerosas de la respuesta inmune del organismo, y la responsable del fracaso de las terapias oncológicas. 

A traves de un estudio realizado con ratones, lograron demostrar la existencia que un compuesto encontrado en estas células es el encargado de producir la Proteína Activadora del Fibroblasto (FAP); la cual es crucial en este proceso, y explicaría porqué las vacunas desarrolladas provocan una activación del sistema inmune, pero sin lograr el impacto necesario en el crecimiento tumoral. Por ello afirman que al destruir las células del estroma en los tumores se evidenció una muerte rápida del tumor. Este efecto podría contribuir a mejorar las actuales terapias inmunológicas. 

Los estudios continúan en búsqueda de mejores resultados por parte de los tratamientos que actualmente reciben los pacientes oncológicos, en pro de una mejor calidad respuesta y perspectiva de vida. 

Informacion tomada y reservada por el Publico.es y NoticiasMexico.Info

0 comentarios:

Publicar un comentario