BUSCADOR

Cargando...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Biopsia Sanguínea Podría Llevar el Cáncer de Enfermedad Letal a Crónica

lunes, 22 de noviembre de 2010


Hace mucho que los científicos saben que las células cancerosas pueden desprenderse del tumor principal y circular en la sangre, pero éstas son tan escasas y frágiles que han sido difíciles de atrapar y estudiar de forma significativa. Sin embargo, investigadores están ultimando detalles de dispositivos altamente sensibles que atrapan porciones de cáncer en la sangre y ofrecen una "biopsia líquida" que daría a médicos y farmacéuticas una mejor manera de determinar si las medicinas contra la enfermedad funcionan.

Hasta el momento, Johnson & Johnson cuenta con el único análisis aprobado en el mercado estadounidense, pero los investigadores dicen que su utilidad es limitada porque sólo captura unas pocas células. Razón por la cual, varios equipos regresaron a la etapa de diseño y están cerca de desarrollar análisis más sensibles. Si funcionan, podrían dar lugar a una nueva era de tratamientos personalizados para el cáncer en los cuales los doctores usan células cancerosas de la sangre de un paciente para conducir el tratamiento.

De acuerdo a doctor Bob McCormack de la unidad Veridex de Johnson & Johnson: "Una vez que tienes estas células, tienes el mismo cáncer que estás tratando de atacar en la palma de tu mano. Puedes empezar a dirigir la terapia desde el tubo de ensayo".

Actualmente, hay unas 25 compañías tecnológicas diferentes compiten por desarrollar análisis, que van desde pequeños laboratorios a grandes corporaciones. Los investigadores creen que un análisis mejorado podría valer miles de millones. Según la doctora Minetta Liu del Hospital de la Georgetown University en Washington: "El enorme interés es que esto es sangre. No se trata de meter una aguja en un órgano".

La mayoría de los análisis de las células tumorales que circulan por la sangre buscan células epiteliales, que conforman las capas externas de los órganos. Estas células no pertenecen a la sangre, pero se encuentran allí en el 85 al 90 por ciento de los cánceres. "La suposición es que estas células circulantes son las mismas células que matan", dijo el doctor Mehmet Toner, un ingeniero biomédico del Hospital General de Massachusetts y de la Escuela de Medicina de Harvard.

Si pueden ser detectados en la sangre antes de que ataquen un nuevo órgano en el cuerpo, los doctores podrían ser capaces de impedir que se propaguen, convirtiendo un cáncer letal como el de pulmón en una enfermedad crónica. Refirió la doctora Toner a traces de una entrevista telefónica dada a UPI "Eso realmente podría poner todo el campo del cáncer patas para arriba".

Su equipo publicó el mes pasado un estudio que mostraba que su nuevo chip de silicona detectó más del 90 por ciento de las células cancerosas que el equipo había añadido a las muestras de sangre. El dispositivo, una versión mejorada de un chip desarrollado en el 2007, tiene puntos microscópicos cubiertos con anticuerpos que funcionan como adhesivo para atrapar las células epiteliales pero no las células sanguíneas. "Con la tecnología actual, uno puede encontrar una célula en un tubo de sangre de 8 milímetros. Uno encuentra cientos o miles de células en la misma cantidad de sangre," dijo Toner.

Una vez atrapado, los científicos pueden realizar cualquier número de análisis para ver qué tipo de cáncer es y cuáles serían las mejores medicinas para atacarlo.

Si desea continuar leyendo el articulo, consulte la pagina de UPI  (United Press International)

Derechos Reservados a
Por Julie Steenhuysen
 (Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

0 comentarios:

Publicar un comentario