BUSCADOR

Cargando...

NOTICIAS DE CANCER

Loading...

lunes, 6 de diciembre de 2010

El cáncer es poco común después de un tratamiento de fertilidad

lunes, 6 de diciembre de 2010
Una publicación realizada en las ultimas horas, en el diario Boletín al Día, revela que los tratamientos para la infertilidad como la fertilización in vitro (FIV) no estarían relacionados con un aumento del riesgo de cáncer a pesar de las hormonas utilizadas, indicó un estudio sueco. 

Al parecer algunas investigaciones previas habían sugerido que los fármacos para la fertilidad podrían estar vinculados con los cánceres de mama, útero y ovarios. En el estudio publicado en la revista Human Reproduction, Bengt Kallen de la Universidad de Lund, en Suecia, y colegas analizaron los datos de registros entre 1982 y el 2006 de 24 000 mujeres que parieron después de una FIV.

Los expertos compararon las tasas de cáncer en esas mujeres con las de 1,4 millones de mujeres de la población general sueca que también tuvieron hijos en esos años. Encontrando que menos del 2% de las mujeres del grupo tratado con FIV desarrolló uno o más cánceres durante el período de seguimiento promedio de ocho años, comparado con casi el 5%  en la cohorte de control.
Para la realización del estudio se tuvo en cuenta la edad materna, la cantidad de embarazos previos y el tabaquismo, el riesgo general de cáncer era alrededor de un 25% menor entre las mujeres sometidas a FIV.

Según Kallen en una entrevista concedida a Reuters Health: “Una pareja que necesita FIV no debe tener miedo de que el tratamiento hormonal usado -al menos aquellos que se utilizan en Suecia- porte un riesgo para la mujer de desarrollar cáncer”.

Mientras que el riesgo de cáncer ovárico era más del doble en las mujeres que se realizaron una FIV comparado con las que no, Kallen sugirió que eso se debería a anomalías en la función ovárica que podrían incrementar el riesgo tanto de cáncer como de infertilidad, por ello la necesidad de FIV.

“El riesgo de dos cánceres comunes, el de mama y el de útero, fue significativamente menor a lo esperado”, añadió el experto. El autor dijo que esto se debería a que las mujeres que se someten a FIV podrían ser más saludables en otros aspectos o, lo que es más probable, que se realicen más controles de cuello de útero y mamográficos.

Tomado de Nueva York, diciembre 5/2010  (Reuters) y Boletín al Día

0 comentarios:

Publicar un comentario