BUSCADOR

Cargando...

viernes, 23 de noviembre de 2007

El cáncer infantil tiene secuelas psicológicas

viernes, 23 de noviembre de 2007

Esterilidad, malformaciones óseas, problemas endocrinos, alteraciones neurológicas y secuelas emocionales como dificultades de integración sociolaboral, hipocondría, trastornos de ansiedad y bajo sentido de la autoeficacia, son algunas de las secuelas que pueden afectar a un adulto que ha tenido cáncer de niño. Los niños reaccionan de forma muy distinta a la enfermedad, existe un efecto 'muy nocivo' sobre el núcleo familiar, lo que origina 'desórdenes psíquicos frecuentes, que pueden manifestarse tanto temprana como tardíamente y que afectan al propio niño como paciente y a sus familiares'.

El cáncer más frecuente en el niño es la leucemia aguda, que supone casi un tercio de todos los casos, seguido por los tumores del sistema nervioso central, los linfomas, el neuroblastoma, los sarcomas de partes blandas, el nefroblastoma o los tumores óseos, mientras que el mayor número de diagnósticos se produce entre el primer año de vida y los 4 años de edad.

El tratamiento optimo para un niño que sufre de cancere debe ser tanto oncológico como psíquico ya que este consigue la curación sin secuelas y que, por tanto, permite un completo desarrollo físico y psíquico del menor, hasta convertirse en un adulto útil y socialmente integrado.

MAYORES INFORMES: EL PAIS


0 comentarios:

Publicar un comentario