BUSCADOR

Cargando...

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Cáncer del seno y el embarazo

miércoles, 21 de noviembre de 2007

El cáncer del seno es el cáncer más común en mujeres embarazadas y en posparto, y ocurre en cerca de 1 en 3000 embarazos. La paciente promedio tiene de 32 a 38 años de edad. En muchas mujeres que optan por demorar la maternidad, es posible que la incidencia de cáncer del seno aumente durante el embarazo.

La sensibilidad y congestión natural de los senos de las mujeres embarazadas y lactantes pueden obstaculizar la detección de masas discretas y por consiguiente, el diagnóstico temprano del cáncer del seno. Para detectar el cáncer de seno, las mujeres embarazadas y las lactantes deberán examinarse en sus casas además de ser examinadas por su doctor cuando vayan a sus visitas prenatales. Si se encuentra alguna anormalidad, pueden usarse la ecografía y la mamografía como medios de diagnóstico.

La patología del cáncer del seno es similar en mujeres embarazadas y no embarazadas de edad correspondiente. Los análisis de receptores de hormonas son generalmente negativos en pacientes embarazadas con cáncer del seno, pero esto puede ser el resultado de la unión del receptor por el alto nivel de estrógeno sérico asociado con el embarazo.

La supervivencia general de mujeres embarazadas con cáncer del seno puede ser peor que en mujeres no embarazadas en todas las etapas. Sin embargo, la disminución de supervivencia general en esta población de pacientes puede deberse principalmente a la demora en el diagnóstico

No se han demostrado efectos dañinos en el feto por el cáncer del seno materno, y no hay casos reportados de transferencia de madre a hijo de células de cáncer del seno.

El embarazo no parece afectar la supervivencia en mujeres con una historia previa de cáncer del seno, basandonos en datos retrospectivos limitados, y no se han demostrado efectos nocivos en el feto. Algunos médicos recomiendan que las pacientes esperen dos años después del diagnóstico antes de intentar concebir. Esto permite que la recurrencia temprana se manifieste y pueda influenciar la decisión de tener hijos. Se sabe poco acerca del embarazo después de trasplante de médula ósea y quimioterapia en dosis elevada con o sin irradiación total al cuerpo. En un informe sobre embarazos después de trasplante de médula ósea para trastornos hematológicos, se notó una incidencia de 25% en partos prematuros y peso de nacimiento bajo entre los infantes en edad gestacional.

MAYOR INFORME: MEB


2 comentarios:

UNA MUJER DE VERDAD! dijo...

Hola!
Me gustó su blog!
Yo también comenzé un blog desde que me diagnosticaron un adenocarcinoma ductal infiltrante en el seno.
Voy acompañarte siempre que pueda!
Un abrazo y que estés bien!

Acuarela dijo...

Junto con felicitarlos por la labor que hacen informando a la gente, quisiera preguntar por este extracto del articulo "En un informe sobre embarazos después de trasplante de médula ósea para trastornos hematológicos, se notó una incidencia de 25% en partos prematuros y peso de nacimiento bajo entre los infantes en edad gestacional."

yo soy trasplantada de medula por leucemia mieloide cronica, y uno de mis sueños frustrados es la maternidad, se que algunas mujeres han madres despues de haber sido trasplantadas... me gustaria saber si ustedes tienen mas informacion al respecto... me interesa saber bajo que condiciones concibieron, me refiero a edad, tipo de trasplante, quimios y radio a las que fueron sometidas, tiempo que estuvieron con leucemia , etc.

si alguien tiene esta info, por favor escribanme a bthomsenm@hotmail.com

otra cosa...hay informaciones que son imprecisas en cuanto a la leucemia y tipos de leucemia, si quieren mas antecedentes no duden en consultarme.

gracias por todo.

Bárbara Thomsen, desde Chile.

Publicar un comentario