BUSCADOR

Cargando...

miércoles, 30 de mayo de 2007

EL TABAQUIMO NO ES UN JUEGO

miércoles, 30 de mayo de 2007


Si eligió fumar, probablemente le hallará gusto al tabaco, pero su hijo no, y él también es un fumador, aunque pasivo, con más riesgos de adquirir enfermedades a corto y largo plazo, porque sus órganos aún se están formando.

Cuando los padres esperan un hijo, quieren que llegue con todo en su lugar, rozagante y sano. Los padres le compran la mejor ropa, le decoran la habitación con hermosos muebles y juguetes; pero a su vez llenan ese lugar con el humo de dos, tres o diez cigarrillos cada día y ponen a su hijo en riesgo de sufrir esas enfermedades, que se presentan con frecuencia en los pequeños que están expuestos a humo de segunda mano.

Un niño que se interne con síntomas moderados de infección respiratoria aguda puede, en pocas horas, necesitar una Unidad de Cuidados Intensivos por insuficiencia respiratoria. Muchos de los menores que debemos hospitalizar y remitir viven con familiares fumadores. Debe crearse más conciencia en la comunidad sobre los riesgos que representa el humo para la salud de los niños.

La exposición de una mujer embarazada al humo puede dañar su feto

Los riesgos que sufren los niños por vivir con un fumador

Fumar cerca de los niños genera:

  • 2,5 veces más riesgo de que el niño sufra de neumonía.
  • 4 veces más riesgo de ser fumadores en la edad adulta, si sus padres lo son.
  • 2,5 veces más riesgo de sufrir otitis crónica.
  • 4 veces más riesgo de presentar asma bronquial.
  • 3 veces más posibilidades de presentar síntomas frecuentes de enfermedades respiratorias..
  • 1,2 veces más riesgo de sufrir muerte súbita.
  • Fumar en las ventanas o en la puerta no elimina el riesgo de que el niño sufra estas afecciones.

Los niños tienen derecho a un ambiente sano (sin humo).

Para facilitarles comodidades a sus hijos los padres deben informase sobre este tema.

MAYORES INFORMES:www.abcdelbebe.com/?q=node/81067

0 comentarios:

Publicar un comentario