BUSCADOR

Cargando...

jueves, 6 de diciembre de 2007

Buenas noticias sobre el cáncer

jueves, 6 de diciembre de 2007

  • Tener cáncer hoy ya no es lo mismo que hace cinco años, como tampoco lo será dentro de uno o de cinco, puesto que la perspectiva de curación, incluso de prevención, está cambiando positivamente.Y gracias a estos avances el 50% de los cánceres diagnosticados se curan definitivamente.
  • La identificación del ganglio centinela, el que está más cerca del tumor, permite la extirpación del mismo sin perder el seno. Esto cambia totalmente el modo con el que la mujer se enfrenta a su enfermedad. Además, al no extirpar los ganglios axilares se evitan efectos secundarios muy desagradables, como el linfedema –una inflamación crónica e irreversible del brazo.
  • La mamografía es la técnica más eficiente para el diagnóstico del cáncer de mama. De hecho, las campañas de prevención han logrado reducir la mortalidad por cáncer entre un 15% y un 40% en mujeres de más de 50 años.
  • UN NUEVO FÁRMACO EVITA QUE EL TUMOR SE "ALIMENTE" Y CREZCA
    Se está trabajando con un medicamento que ha resultado efectivo en algunos tipos de cáncer de sangre, como el mieloma. Su principal objetivo es atacar el microambiente donde las células cancerosas se desenvuelven y se alimentan, impidiendo, de este modo, la angiogénesis (crecimiento del tumor a través de vasos sanguíneos).
  • La combinación de dos técnicas de diagnóstico por imagen en un mismo aparato, el PET (Tomografía por Emisión de Positrones) y el TAC (Tomografía Axial Computerizada), permite localizar e identificar lesiones diminutas y sospechosas. De este modo, las operaciones para extirpar las lesiones malignas son mucho más precisas.
  • Un tercio de los cánceres (sobre todo de mama, colon y esófago) podrían prevenirse con la práctica de ejercicio físico combinado con una alimentación sana.
  • Un avance muy significativo en el campo oncológico es el cambio de significado de la medicina paliativa y del control de síntomas. Hoy, el contexto de esta unidad no se refiere al paciente terminal sino al que es curable pero que presenta efectos secundarios por el tratamiento o la enfermedad. El control de esos síntomas es tan importante como el tratamiento, ya que queremos curar pero también ayudar a que la calidad de vida del paciente sea lo mejor posible.

Mayores informes:AR- REVISTA

0 comentarios:

Publicar un comentario